top of page

“¿Qué turista tiene menor impacto en el entorno, el ecoturista o el de sol y playa?”

En una primera instancia se podría pensar que el ecoturista tendría un impacto menor en el entorno que aquel “turista masivo” que acapara las playas de Río de Janeiro, por la naturaleza del término.



Sin embargo, para poder intentar responder adecuadamente a esa pregunta se deben tener en cuenta diversos factores. Una forma de aproximación, sería utilizar el listado de indicadores generales del turismo sostenible para calcular así el impacto de las dos modalidades de turismo diferentes en sus respectivos parajes:


1. Protección del sitio: Hay que tener en cuenta que la selva Amazónica es considerada una de las siete maravillas del mundo y a su vez Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


2. Estrés del lugar: Por los motivos anteriores y otros que se comentarán más adelante, la capacidad de carga es desproporcionadamente mayor en Río de Janeiro, con infraestructuras y recursos adaptados, que en la selva Amazónica.


3. Intensidad del uso: Si bien es cierto que el turista ecológico es más respetuoso con la naturaleza, una “masificación” o exageración de este tipo de turismo en un espacio no preparado para ello, puede ser totalmente perjudicial para el entorno, y además mucho más caótico y con peores consecuencias que un turista de sol y playa, que se aloja en un resort de Río de Janeiro.


4. Impacto social: A pesar de que en Río de Janeiro las favelas están al lado de suntuosas propiedades y también se deja al descubierto claramente la diferencia entre las clases sociales, parece haber un cierto equilibrio, aunque cuestionado ocasionalmente. Sin embargo, en la selva Amazónica viven tribus que jamás han estado en contacto con la civilización y de hecho, las veces que ha pasado, el peligro que han corrido por el contagio de enfermedades ha sido grande.



5. Control del desarrollo: El hecho de que la selva amazónica comparta el territorio de ocho países diferentes, quizás complica la gestión de las políticas de desarrollo y control de la zona, mientras que en Río de Janeiro, se han desarrollado las infraestructuras adecuándolas también al turismo que recibe.


6. Gestión de residuos: En este caso también queda claro que la selva tiene una dificultad de gestión de los residuos más grande que en una ciudad.


7. Grado de planificación: En Brasil se han planificado y desarrollado ciertos tipos de turismo sostenible que tratan de ayudar a los menos favorecidos socialmente, y gracias a la colaboración e implicación de ONG que cuidan y luchan por los ámbitos sociales y ambientales, las políticas gubernamentales han sido presionadas y tratan de adaptarse al cambio de mentalidad social del que hablábamos anteriormente. Sin embargo, en el Amazonas, se pueden observar conflictos políticos por las zonas de control, así como por explotaciones ilegales de recursos.


8. Ecosistemas críticos: Actualmente, según la UICN, aproximadamente unas 100 especies de aves del Amazonas se encuentran en la Lista Roja de la UICN por estar en peligro de extinción.



9. Satisfacción del consumidor: La satisfacción es subjetiva, motivo por el cual supondremos que ambos tipos de turista tienen una motivación principal para visitar estos lugares. A pesar de ello, los factores mencionados anteriormente influirán positiva o negativamente en esa percepción final.


10. Satisfacción local y contribución del turismo a la economía: Aunque dos puntos diferentes, en este ejemplo pueden tratarse juntos. En Brasil, el turismo es bien recibido gracias a que proporciona ingresos a la gente local; sin embargo, en lugares aislados como el Amazonas, esto puede diferir un poco. Según un artículo del National Geographic (2010), una tribu aislada atacó a una aeronave que sobrevolaba la zona. Se podría especular sobre su rechazo a la civilización a causa la destrucción de parte de sus recursos o al hecho de que por su vulnerabilidad inmunológica quieren evitar el contacto a toda costa. Además, la contribución económica se fuga debido a la inversión extranjera y al control de grandes turoperadores.


Sin necesidad de entrar en indicadores más específicos de cada uno de los parajes, con estos indicadores generales podríamos arriesgarnos a decir que el turista que se encuentre descansando en una playa de Río de Janeiro, en una situación pareja de situaciones y factores, es el que tiene un menor impacto sobre el medio que le rodea.


34 views0 comments

Comments


bottom of page